ESCENARIOS
03/03
Macri, el peor de todos: tiene la imagen negativa más alta del país
De acuerdo a la más reciente encuesta de Rouvier & Asociados, el ex presidente registra un rechazo del 65,8 por ciento, dos puntos arriba de Cristina Kirchner, quien se ubica en el segundo lugar de los peor valorados. Larreta, la contracara. 
En el comienzo de un año electoral, que sin dudas estará marcado por la gestión de la pandemia y la crisis económica, el Gobierno parece no encontrar rumbo y a medida que pasan las semanas crece el descontento con la actual conducción de Alberto Fernández.

Sin embargo, el dirigente político que hoy tiene la más alta imagen negativa es el ex presidente Mauricio Macri. Así lo reveló la más reciente encuesta de Rouvier & Asociados, en la que se destacó que el ex mandatario registra un 65,8 por ciento de rechazo.

Dos puntos más abajo se encuentra la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien tiene 63,8 por ciento de imagen negativa, y apenas un 35,1 por ciento de aceptación.
 

La contracara es Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno porteño es el que hoy tiene la imagen positiva más alta de todo el país, con 51,1 por ciento. El gobernador provincial Axel Kicillof, en tanto, registró en el último mes una abrupta caída. Pasó de 45 por ciento de aceptación en enero, a 39,3 por ciento en febrero. 

El Presidente, por su parte, tiene un rechazo del 55,2 por ciento, y una valoración positiva del 41,9 por ciento, tras  caer siete puntos respecto al primer mes de 2021. En este sentido, la opinión negativa sobre la gestión empeoró, se acerca al 57% y supera por 18 puntos de porcentaje a la opinión positiva (39%).
 

Por otra parte, la expectativa sobre la economía sigue siendo mayoritariamente negativa y empeora con el pasar de los meses. La expectativa inflacionaria también es ampliamente negativa (67%), mientras un 43% alberga esperanzas de una recuperación económica para cuando la pandemia retroceda.

Con respecto a la crisis sanitaria en general, la mayoría de la población no se siente segura ante el manejo de la situación por parte del Gobierno. Esta sensación de inseguridad continúa creciendo en forma sostenida y llega durante febrero al 59%.