EQUILIBRIO
27/10
Tras el escándalo en el Concejo Deliberante de Tigre, impulsan paridad de género para reemplazos
Las iniciativas conjuntas fueron presentadas por la diputada Noelia Ruiz y el presidente del deliberativo tigrense, Segundo Cernadas. Busca evitar desequilibrios de género por renuncia, fallecimiento o incapacidad entre legisladores, concejales y consejeros escolares de la Provincia.
La diputada provincial Noelia Ruiz (Juntos por el Cambio), junto al presidente del Concejo Deliberante de Tigre, Segundo Cernadas, perteneciente al mismo espacio político, presentaron un pedido conjunto para que se aplique el criterio de reemplazos de las vacantes por género (y no por corrimiento) de diputados y senadores provinciales, Concejales y consejeros escolares en la provincia de Buenos Aires. 

Mediante un proyecto de ley en la Cámara Baja y un pedido de informes en el Concejo Deliberante tigrense, se solicitó al Poder Ejecutivo y Legislativo las mencionadas modificaciones para que, en caso de renuncia, fallecimiento o incapacidad se garantice que el reemplazo se haga efectivo por otro candidato del mismo género que quien produjo la vacancia. 

A su vez, el proyecto de la diputada Ruiz prevé que también se extienda la paridad al  encabezamiento de listas, tanto de candidatos a diputados y senadores provinciales, buscando evitar que se produzcan desequilibrios de género entre las autoridades que representan a los bonaerenses y tigrenses. 

“Mi rol como presidente del Concejo no es interpretar la ley como a mi me gusta. Creo que hay que acompañar el avance de la paridad de género, estoy totalmente de acuerdo, pero también hay que cumplir la ley o mejorarla cuando sea necesaria”, expresó Cernadas. 

Las iniciativas suceden luego de que La Cámpora y el Movimiento Evita protagonizasen tensos cruces por la sucesión en la banca que dejó libre la concejal Florencia Mosqueda, designada como secretaria de Turismo municipal. 

Según el orden en la lista del Frente de Todos, el escaño es reclamado por el camporista Francisco Rosso, mientras que Milca Sosa, del Evita, hace lo propio basándose en la paridad de género, con un enfrentamiento que terminó con una ocupación del recinto.

Tras los hechos de violencia se produjo una denuncia penal, realizada por el propio Cernadas ante la Unidad Fiscal de Instrucción a cargo de Jorge Fitipaldi, aduciendo que hubo “violencia, robos y destrozos” en el recinto.