Clima
20° C

La Plata, Bs As.
Lunes, 11 diciembre 2017
Revista Num. 757
El Juez federal avanza con la causa por presunta malversación de fondos del programa GIRSU hasta 2015, y hay 68 intendencias de la Provincia bajo la lupa. Algunas pueden certifi...
Ver Revista
Revista MUNICIPIOS EN LA MIRA DE BONADIO
Clima
20° C

Revista Num. 757
Ver Revista
ENTREVISTAS LA TECLA
Los alfiles del "Tano" y "Lilita" cruzan guantes
El diputado Eduardo Barragán, hombre de Daniel Angelici en la Cámara baja bonaerense, y su par Guillermo Castello, alfil de Elisa Carrió en el mismo recinto, se sometieron a un ida y vuelta con La Tecla
Los alfiles del
Eduardo Barragán y Guillermo Castello son dos diputados bonaerenses que responden a jefes enfrentados y, a la vez, juegan para el mismo equipo: Cambiemos. El primero de ellos se referencia con uno de los hombres con mayor poder en la actualidad: el presidente de Boca Juniors y muy allegado a Mauricio Macri, Daniel Angelici. Castello, en tanto, es un alfil de la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica: Elisa Carrió. Sus jefes sostienen una guerra fría dentro del espacio que gobierna los ejecutivos provincial y nacional.

En un mano a mano con La Tecla, ambos legisladores repasan temas candentes de la actualidad, como el arma-do de las listas y los roles del FpV y el massismo; y, claro está, cada uno de-fiende la postura de sus referentes.

-Cambiemos es un espacio amplio, donde confluyen muchas fuerzas internas; incluso ustedes provienen de dos distintas. ¿Cómo van a hacer para no herir egos en el armado de las listas?

Eduardo Barragán: -En lo personal, no estoy en ese detalle. En este año electoral estoy más preocupado por la gestión, que es la mejor forma de hacer campaña, y en recorrer mi sección. En lo que a mí respecta, no estoy en el debate de qué nombres tienen que ir y cuáles no.
Guillermo Castello: -En el cierre de listas, todos los espacios vamos a tener que extremar la generosidad, porque si no va a ser complicado
satisfacer a todas las fuerzas. La Coalición Cívica fue extremadamente generosa en el cierre de listas hace dos años, y queremos que en este cierre se refleje el poder real que ha tenido en este proceso Elisa Carrió. La Coalición Cívica acuerda con Cambiemos en los valores básicos, pero creemos que nosotros tenemos un plus que es reconocido por la sociedad, que es el trabajo en pos de la transparencia, y eso tiene que estar bien ponderado en las nóminas tanto de legisladores como de los concejos deliberantes de las ciudades.

-Sus jefes políticos han mantenido acusaciones cruzadas desde que el oficialismo llegó al poder. ¿Quién está de más en este espacio: Carrió o Angelici?

EB: -A mí me hubiera gustado que Carrió sea candidata en la provincia de Buenos Aires. Su valor no se puede dudar. El sentido republicano de “Lilita” no me parece mal. Yo creo que si está en desacuerdo con muchas cosas de Cambiemos tiene que revisar el espacio donde está. También me molesta que agreda a las instituciones cuando están funcionando como deben. Las declaraciones que hice, las hice para defender a un amigo como Daniel Angelici. Si Carrió está incómoda, es preocupante, porque Cambiemos está muy firme y estamos cambiando el país. También sé que ella sabe que Mauricio y Vidal no van a permitir que haya un hecho de corrupción con funcionarios.
GC: -La sociedad argentina ha puesto a “Lilita” en un nivel tan alto de aceptación pública porque ha de-mostrado con sus actos que cuando tiene que denunciar a alguien del mismo frente Cambiemos, lo hace. Su credibilidad se basa en eso. Yo voy caminando con “Lilita” por la calle y la gente le da carpetas y sobres para que investigue; eso fortalece a Cambiemos; y no como el kirchnerismo, que escondía a la manga de corruptos que tenían al lado.

-Pero el rol que Carrió le asigna a Angelici cuando lo nombra no es cualquiera, lo señala como el operador del Presidente en la Justicia; es una acusación fuerte.

EB: -Yo conozco a Daniel Angelici, empezamos a militar juntos a principios de los ‘80, y sé de su hombría de bien. Cuando Carrió lo critica, no lo conoce. Hasta ahora, lo que se le denunció no se comprobó nada. Si cualquier dirigente o fiscal se junta con un juez, no está presionando, pero cuando lo hace Angelici piensan que está influyendo; eso no es real. Hoy, los poderes están bien separados. La Justicia es libre y no está presionada bajo ningún punto de vista; y si hay algún tráfico de influencia, Daniel Angelici no lo hace.
GC: -A Daniel Angelici no lo conozco, lo único que sé es que es de Boca y yo de San Lorenzo, con lo cual es hijo nuestro... La gente votó un cambio, y el cambio consiste en que la república se afiance. Lo que dice “Lilita” es lo mismo que dijo Montesquieu tres siglos atrás: tiene que haber división de poderes. La Justicia tiene que actuar con independencia y sin presiones del poder Ejecutivo. En una república no tiene que haber operadores de la Justicia.

-Angelici está desembarcando en el Provincia. ¿Qué aporte podría hacer?

EB: -No creo que se esté metiendo, es un participante más de Cam-biemos. Habla con Vidal como habla con Mauricio, y como habla con la ma-yoría de los ministros. Es un hombre de consulta.
GC: -Esa diferencia de la procedencia de cada uno casi ni se ve en Cambiemos. Más allá de las referencias personales, estamos trabajando bien y votando en consonancia entre todos los sectores que conforman Cambiemos.
COMENTARIOS
  • Genéricos