Clima
13° C

La Plata, Bs As.
Viernes, 26 mayo 2017
Revista Num. 729
Respetar el cupo de 50% de varones y mujeres de manera alternada en las listas comienza a ser un problema en cada frente. Las dificultades para hacer las nóminas finales después...
Ver Revista
Revista APLICAR LA PARIDAD
Clima
13° C

Revista Num. 729
Ver Revista
POLEMICA
Oficializan el traspaso de Aeronáutica al ministerio de Seguridad
El decreto fue publicado en el Boletín Oficial casi un mes después de su firma. Tal como anticipó La Tecla, el área que dependía de la secretaría General ahora regirá bajo normas policiales.
Oficializan el traspaso de Aeronáutica al ministerio de Seguridad
El 20 de abril fue el día del fin de la Dirección Provincial de Aeronavegación como una dependencia más de la Secretaría General. En esa fecha, la gobernadora María Eugenia Vidal firmó el decreto 77/2017, que establece su transferencia al Ministerio de Seguridad.

Según se detalló en la normativa, a la que tuvo acceso La Tecla tiempo atrás, el traspaso de la dirección incluyó “sus respectivas acciones, cargos y plantas de personal, créditos presupuestarios, recursos económicos, financieros y materiales”. Un mes después, el decreto finalmente fue publicado en el Boletín Oficial.

El porqué de la transferencia tiene dos versiones: la oficial y la sindical. La oficial tiene raíz en la declaración de emergencia en materia de Seguridad Pública, Política y Salud Penitenciaria en territorio de la provincia de Buenos Aires, que tiene como finalidad resguardar la integridad física y los bienes de todas las personas. En ese sentido, según reza en la resolución firmada por Vidal, “resulta conveniente proceder a la centralización en el Ministerio de Seguridad de determinados recursos físicos y humanos que actualmente se encuentran bajo la órbita de la Secretaría General, y que pueden tener relación directa con materia de seguridad, a efectos de lograr su mejor aprovechamiento”.

La versión sindical, por el contrario, posee otro origen. En este caso es de larga data y explotó el 6 de abril, día en que la CGT convocó a un paro nacional. “A raíz de un vaciamiento que tuvo la dirección hace varios años, los pilotos nos asociamos a APLA, el gremio de los pilotos. En febrero de 2016 recién tuvimos una afiliación concreta, donde empezamos a realizar una serie de reclamos, en los que pedíamos uniformes, cursos de capacitación; nada de cuestiones salariales. Esto quizá incomodó a la Gobernadora, porque decidió pasar la dirección al Ministerio de Seguridad para desarticularla”, relató a este medio uno de los pilotos de la dependencia.

Semanas más tarde, exactamente el día del paro nacional, los pilotos agremiados se adhirieron a la medida de fuerza, por lo que la Gobernadora no pudo ser trasladada por aire. Fue la gota que rebasó el vaso.

Dos semanas después, la dirección fue transferida a Seguridad, específicamente bajo la órbita de Operaciones Aéreas, administrada por el efectivo Alejandro Marcón, quien está a cargo del área desde 1992. Es decir que, de ahora en más, los pilotos y técnicos de la Dirección Aeroportuaria desempeñan sus funciones bajo ámbito policial que, como es sabido, tiene prohibido sindicalizarse.

Pero, como se dijo, el conflicto en la Dirección Aeroportuaria no es nuevo ni, mucho menos, de esta gestión. De un total de diez aeronaves en la flota, están operativas cuatro: un avión y tres helicópteros, destinados no sólo al traslado de funcionarios, sino también a la prestación de servicios sanitarios.

El constante vaciamiento de la de-pendencia y posterior traspaso generaron la renuncia de tres funcionarios a lo largo de este último año. El primero en dejar su cargo fue Fernando Sivak, quien decidió dar un paso al costado a raíz de diferencias con su superior, el secretario general Fabián Perechodnik, en cuanto al uso de las aeronaves oficiales. Mientras él pretendió poner en funcionamiento toda la flota, el gobierno decidió utilizar los helicópteros pero no los aviones, y contratar vuelos privados. Quienes también presentaron la renuncia fueron Juan Güi, que asumió en lugar de Sivak, y Pedro de las Barreras, subsecretario de Gestión y Logística.

“Ese día, con el paro nacional, nosotros respondimos como afiliados a un gremio y se decidió el no traslado de los funcionarios. Aquel día, quien era el director (Juan Güi) no quiso volar, y desde el gobierno lo tomaron como excusa para traspasar el área a Seguridad”, señalaron desde APLA, realmente ofuscados.

No obstante, el decreto ya está firmado y la Gobernadora no dará vuelta atrás. El fin de la dirección es definitivo.
COMENTARIOS
  • Genéricos