Clima
15° C

La Plata, Bs As.
Sábado, 20 octubre 2018
Revista Num. 802
Las deudas de las prestadoras estatales IOMA y PAMI alcanzan cifras millonarias. Los problemas crecen por el atraso en el nomenclador provincial y el sistema de cápita aplicado ...
Ver Revista
Revista IOMA Y PAMI AHORCAN MUNICIPIOS
Clima
15° C

Revista Num. 802
Ver Revista
11/10
POROTEO
La lucha de poder y ego en el Concejo Deliberante de Mar del Plata
Entender cómo actúan los 24 concejales no es tarea fácil. Las internas políticas entre los bloques, y dentro de los bloques marcan la agenda y la vida de los marplatenses y batanenses.
La lucha de poder y ego en el Concejo Deliberante de Mar del Plata


El Concejo Deliberante de La Feliz tiene tantas internas como partidos políticos existentes. A medida que los expedientes avanzan, los intereses de muchos se acomodan, o no. La oposición generalmente cumple su rol de exigir, preguntar, criticar y marcar errores, aunque ese rol, en muchas ocasiones, lo ocupa Cambiemos, marcando, intencionalmente, las grandes diferencias que tienen con el Gobierno de Carlos Arroyo.

Unidad Ciudadana

Unidad Ciudadana tiene seis Concejales y una gran lucha de poder, o ego. Las diferencias generacionales dentro del Kirchnerismo determinan la forma de trabajo y de alineación política. Si bien todos responden a la diputada Fernanda Raverta, la competencia pasa por saber quién está más cerca de ella, asegura La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar). 



El Presidente del Bloque es Daniel Rodríguez, quien es cuestionado por sus pares peronistas por “atrasar” con sus ideas. Según se sabe sus colegas le recriminan, puertas adentro, que para todos los temas tiene el mismo discurso y que antes de hablar tanto en las Sesiones, debería leer los expedientes.

Es para destacar el grado de organización que tienen en el Bloque, cada Concejal trabaja en un tema, y entre ellos no se pisan, incluso en las declaraciones mediáticas también respetan las temáticas. Santoro habla de salud, Tarifa Arenas de transporte público, Sívori de economía, Lagos de derechos humanos, Gutiérrez de turismo, y Rodríguez de política.

Sin dudas, la palabra de Raverta pesa. Siempre que pueden los concejales la nombran, y frente a temas importantes tiene la última observación, por ejemplo, en el tratamiento del expediente donde se aprobó la llegada del CEAMSE a la ciudad. Sospechosamente, el bloque entero se abstuvo en la votación, lo que significó que no impidieron su aprobación, sino que la facilitaron,  porque si votaban de forma negativa se producía un empate en la cantidad de votos.
 
1 País

Ariel Ciano, dirigente y ex funcionario de Acción Marplatense, es quien lleva la voz cantante en el bloque que tiene como líder nacional a Sergio Massa. Apadrinado por el Diputado Provincail Javier Faroni, Ciano está en constante movimiento y apariciones públicas. Hay quienes dicen que en las próximas elecciones tendría prometido un lugar más importante dentro del partido. Por eso, de un tiempo a esta parte el Edil, ex Presidente del HCD en la gestión de Gustavo Pulti, comenzó a viajar a la Capital Federal donde, se reúne con Massa y los principales referentes del Frente Renovador. Además, aprovecha los viajes y hace recorridos por canales de llegada nacional, y brinda notas sobre la realidad social y económica del país.  



Por el contrario, Mercedes Morro, permanece en la ciudad y no llama mucho la atención. Con perfil bajo la ex Secretaria Generel de UTHGRA, llegó a la banca apadrinada por Luís Barrionuevo y le llevó varios meses dejar de hablar en plural y sólo del sector que representó durante tantos años.  Es muy criticada por que aún a casi un año de ser Concejal, no puede desviarse de su pasado. Entre declaraciones de interés y  de personas destacadas, Morro presentó un proyecto que se convirtió en realidad, propuso crear la Oficina Descentralizada de la Comisaría de la Mujer en Sierra de los Padres el 4 de octubre. Por el proyecto fue reconocida por sus pares, aunque duramente criticada por las fotos que circularon con el Intendente y el Ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo.

Acción Marplatense  

La historia del partido se asimila a la famosa novela de García Márquez. Si bien tiene chances de no desaparecer, el único que puede lograr una subsistencia del partido en el HCD es Gustavo Pulti. Hasta hace unos años era la oposición más fuerte, pero con el paso del tiempo  y los intereses políticos, fue perdiendo número de bancas. Hoy los dos Concejales cumplen a la perfección el rol de oposición. Siempre desde la crítica, y negándose a todos los expedientes importantes, aunque muchas veces plantean alternativas y modificaciones, generalmente desoídas.



Les costó, y mucho, dejar el poder cuando Arroyo les ganó las elecciones en el 2015, pero más les costó reponerse del número que consiguen en las urnas el año pasado. Nada más que  16.658 votos los acompañaron. Ahora bien, no está muerto quien pelea, estipulan que si Gustavo Pulti  sortea las causas penales y vuelve a encabezar una lista, volverán al Gobierno. Lo que se está definiendo por estas horas es si esa lista será de algún partido nacionalmente reconocido, o si continuarán solos con su tan querido partido vecinalista.

Sumar 

Para muchos es el reflejo de la traición política, para otros es un ejemplo de idealismo, lo cierto que Santiago Bonifatti se fue de Acción Marplatense dando un portazo, y creyendo que muchos lo acompañaban, pero únicamente lo acompañó soledad política. A veces es funcional con Cambiemos, otras marca una postura distante y  firme.



Con el expediente del CEAMSE, sorpresivamente votó de manera negativa, en cambio, en la Sesión donde se aprobó el último aumento del boleto de colectivos, el edil estuvo ausente, estaba de vacaciones en Europa, antes de irse había manifestado que si todo el Bloque de  Cambiemos votaba a favor, él también acompañaba.

En marzo se lo criticó y mucho porque 27 meses de ser Concejal,  Bonifatti quien supo ser el hijo político de Pulti,  había presentado sólo cinco proyectos, de os cuales tres fueron archivados. Las críticas al Edil no le gustan, y al parecer se lo tomó tan a pecho que en septiembre presentó, en conjunto con el Partido Socialista, un proyecto planteando la necesidad de la ciudad de tener un Banco Municipal.

Cabe recordar, que en mayo, cuando el Edil presentó el unibloque Sumar, en la presentación estuvo hasta el Intendente Municipal Arroyo, y varios funcionales de Cambiemos, lo que dio a pensar una posible unión al Gobierno de turno, los rumores de algún acuerdo o negocio en conjunto también, pero todo se desmoronó cuando en la presentación del Banco se mostró con el Socialismo.

Cambiemos

Intentar entender la coalición, como Bloque es difícil. Cada uno, ante todo, responde a su líder político. En base a eso actúan, votan y se expresan.  



Encontrar expedientes trascendentales para el Partido de General Pueyrredon en los que los cinco partidos, totalmente heterogéneos, hayan estado de acuerdo, sin idas y vueltas, no es tarea fácil.

La Agrupación Atlántica no sabe de consensos, ni estrategias, ni mucho menos de cumplir con la palabra, no sólo con la oposición sino con los integrantes de la alianza, gracias a la cual hoy Arroyo es Intendente. Desde un principio Guillermo Arroyo intenta ser el líder del ganado, con los concejales de su bloque les sale. Con el resto de Cambiemos no.   



Tanto Mauricio Loria (ex yerno del Intendente, y concejal, que en el fondo deseaba ser Juez de Falta) como Patricia Serventich (quien fue muchos años la secretaria del Intendente) y Marcelo Carrara (amigo personal de Guillermo Arroyo) hacen lo que se les indicado, ni más, ni menos.

Desde la llega de el secretario de Hacienda, la cosa se tensó aún más. Los Ediles del partido fundado por el Jefe Comunal, agachan la cabeza y obedecen a las órdenes e indicaciones del funcionario extranjero. El ¨hijo de¨ tiene cada vez menos voz, y también, menos presencia en los pasillos del HCD.

Demás está decir que desde que Mourelle le declaró la guerra fría al partido radical, la situación empeoró radicalmente. La UCR trabaja como oposición, y sin, atentar contra la gobernabilidad del Intendente, pone palos en la rueda cada vez que puede, marca errores al Poder Ejecutivo, hacen públicas las diferencias y críticas con el Intendente, y hasta intensifican y tensan los problemas de la ciudad: como los guardavidas de la mutual y la seguridad en las playas, las diferencias con los presidentes de los clubes profesionales, y la necesidad de las víctimas del incendio del Conventillo de la calle Chile.  



Pero no todo lo que brilla es oro. La interna en el seno del partido es parte del Poder Deliberativo, Mario Rodríguez en muchas ocasiones marca distancia con el resto de los ediles radicales. Como pasa a nivel nacional coexisten los radicales PRO, y los radicales de Alfonsín. Esa situación, tal cual se refleja en Mar del Plata, poniéndolos muchas veces en veredas encontradas.

Además de Rodríguez, el edil que tampoco responde a Vilma Baragiola en el Bloque Radical, es Ariel Martinez Bordaisco, que es ante todo representante de Maximiliano Abad, quien cada día pisa más fuerte en el círculo íntimo de la gobernadora Vidal. (Aunque ya está casi confirmada la alianza 2019 entre Maxi y Vilma) En tanto, Natalia Vezzi, y Cristina Coria son ante todo funcionarias a Baragiola, que ya está pensando y planeando su candidatura a Intendente en el 2019.



En este contexto, el Bloque Crear, conformado por Alejandro Carrancio, en muchas ocasiones juega de mediador. El massista devenido en “soldado de Vidal” que responde a Joaquín De La Torre, en muchos casos es el que intenta unir  todas las partes de Cambiemos. Si se tiene que plantar y marcar la cancha, lo hace, pero es el más aceptado y reconocido por sus colegas. El Presidente de la Comisión de Hacienda, sin dudas, y con total intención, gana terreno, pensando en la renovación del 2019. 

No así el único Concejal que representa al PRO, Guillermo Volponi, quien pocas veces está en el HCD, y quien además, nunca alza su voz, salvo que se trate algún tema que personalmente lo toque de cerca, como la designación de Presidente de Carlos López Silva en el EMDER, cargo que él dejó para asumir en la banca.   



De un tiempo a esta parte quien pone duda (o miedo) en los ediles de Cambiemos es Angélica Gonzales, la “Lilita de Mar del Plata”, porque  uno nunca sabe que va a votar, y que no. La edil intenta hacerse valer, y estar presentes lo más que puede en las comisiones para empaparse de todos los temas, como si no tuviera asesores que puedan realizar dicha función. Fiel a las características de su líder política, denuncia y se pone firme cuando algo no le cierra. Fue la responsable que Cambiemos no consiga la mayoría para aumentar el colectivo en junio, a pesar de las presiones que recibió en aquella histórica Sesión, se mantuvo fiel a sus dichos o los dichos de Guillermo Castello, el Diputado Provincial de la Coalición Cívica, que intenta y se esfuerza no sólo ser parte de la vida política de la ciudad, sino también entrar en la mesa chica de negociaciones. Lo que Castello demostró, es la eficacia para asistir a los actos públicos y salir en la foto principal, sea quien sea el protagonista de la fecha.  



Un capítulo aparte merece el Concejal que ocupa, desde el inicio de la Gestión, la Presidencia del Concejo Deliberante. Guillermo Saenz Saralegui es el viejo amigo del Intendente, pero al tiempo de asumir como autoridad, dijo que es declaró que es amigo de Arroyo, no del Intendente. Sus críticas y diferencias con los Arroyo nunca fueron ocultadas, al contrario, cada vez está más indignado por la falta de poder que tiene su (ex?) amigo, no hace falta mencionar la mala situación que el Secretario de Hacienda le está haciendo padecer a él, y a sus empelados, por el reencasillamiento de los sueldos, ¿no?.  

COMENTARIOS
  • Genéricos