Revista Nº 568
EL OCASO DE CASAL
Pasó de ser un súper Ministro a quedar aislado en una pequeña oficina. Apenas lo llamaron para la fo...
Un receso mas frío de lo esperado
Los vaivenes económicos se hicieron sentir en algunos destinos turísticos: menos ocupación y viajes más cortos. Quiénes lograron sortear el mal momento y quiénes no. Aumentó el “turismo golondrina”
“Tenemos buenas expectativas para el receso invernal”, comentó el secretario de Turismo de Buenos Aires, Ignacio Crotto, cuando las vacaciones asomaban en el horizonte. Sin embargo, esta vez el resultado no se puede medir por el todo, debido a que mientras en algunos casos la temporada superó las expectativas, en otros estuvo por debajo de lo esperado.

La estructura turística de la Provin-cia tiene tres grandes polos: el primero de ellos es la costa atlántica -General Pueyrredón, Necochea, Pinamar, Villa Gesell y La Costa-; el segundo corredor, por excelencia en esta época del año, es el de la zona serrana central -Tandil, Azul y Sierras de la Ventana- ; y el tercero es el norteño, sobre las costas del Paraná o por esa zona de influencia -San Pedro, San Nicolás y Luján-. Además de las principales, hay otras localidades que también apuntan a fomentar la llegada de visitantes. Se pueden mencionar, entre otras, a Lobos, La Plata y Carhué -que tuvo la mejor ocupación, llegando al 95% de las camas disponibles-.

Las estadísticas oficiales de Turismo marcan que Tandil está entre las ciudades que encabezaron el ranking de ocupación, con un 90%, aunque San Pedro y Cam-pana estuvieron en el orden del 85%. Una cifra similar, pero con mucho menos de
tráfico, fue la que registró Lobos.

La Comarca Turística de Tornquist -Sierra de la Ventana, Villa Ventana, Villa Serrana La Gruta, Tornquist y Saldungaray- promedió durante las vacaciones de invierno un 80% de uso de las plazas hoteleras. Tigre y Junín lograron que las reservas alcancen una cifra similar a la registrada en el centro-sur bonaerense. El municipio que comanda Mario Meoni detalló un registro de un 80% de reservas en cabañas y bugalows, y un 75% en el sector hotelero.

Otra ciudad que tuvo una buena temporada fue la capital provincial: si bien no difundieron el porcentaje de ocupación, el intendente, Pablo Bruera, informó y celebró que a La Plata hayan arribado cerca de 600 mil turistas en el lapso de estas vacaciones de invierno.

Pero no todos los destinos cumplieron con las expectativas que habían depositado para el receso. Mar del Plata, por ejemplo, no estuvo acorde a lo esperado (ver recuadro). Algo similar ocurrió con la lagunera ciudad de Chascomús. Esta última tuvo buenos fines de semana, aunque la oferta hotelera no fue lo suficientemente seductora para atraer a los turistas durante el resto de los días. La Provincia dijo que la ocupación fue del orden del 70%, aunque el promedio subió durante los sábados y domingos, ya que las reservas previas eran del 50%.

Dos de los lugares que brillaron este invierno fueron Tandil y Sierra de la Ventana -partido de Tornquist-, mientras que los datos oficiales de la Provincia marcan que Mar del Plata y Chascomús fueron los que tuvieron los menores porcentajes de ocupación.

Esto tiene como principal explicación que la crisis económica comenzó a gol-pear al turismo, por lo que la actividad empezó a mutar su comportamiento, y quienes mejor lograron adaptarse fueron los que consiguieron sacarle provecho a este receso.

En épocas de bolsillos flacos suele potenciarse el turismo golondrina: viajantes que suelen llegar el viernes por la tarde al núcleo receptor y lo abandonan el domingo, para regresar a su domicilio. Este fenómeno, en estas vacaciones provocó que las familias no se extendieran más allá de una semana e incluso se cerrasen a un período más breve.

Sebastián Bedascarrasbure, miembro del Instituto Mixto de Turismo de Tandil, explicó cómo hicieron para que la ciudad no lo sufriera: “Sabíamos que íbamos a trabajar bien, y aunque estamos en un contexto económico en el que la gente guarda un poco el gasto, Tandil era una de las localidades para lo que se estaba atendiendo en turismo. Son escapadas cortas, de no más de cuatro días, a lugares cercanos”.

La mirada desde la administración sciolista, con otras palabras, apuntó también a un cambio en la política de descanso. “Para estas vacaciones se ha dado una fuerte tendencia al turismo espontáneo, es decir, sin reserva previa, al igual que el último fin de semana largo”, explicó Crotto.

Por su parte, el director de Turismo de Tornquist, Rubén Testa, señaló que “nosotros siempre recomendamos que
los turistas lleven a cabo las reservas previas, porque la tendencia que se da últimamente es que la gente llega sin reserva y se encuentra, muchas veces, con que no puede alojarse donde le hubiera gustado”.
 Comentarios (0)
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Nombre:  *
E-Mail: 
Comentario: *
Comentarios
  • Facebook
  • Genéricos
Comentarios Generales
Compartir
Versión Móvil
qrcode
Transferir Noticia
Scanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
La Tecla Todos los derechos Reservados 2004-2014 All rights reserved - Director Mario Baudry
Versión RSS | Versión Móvil | Consultas
Desarrollado por Serga.NET